SHOELACES by METALARTE

Shoelaces by Metalarte

La colección Shoelaces se compone de cinco modelos de lámparas de techo y dos de sobremesa. Se fabrican artesanalmente en los talleres de las fundaciones Arrels y San Martín de Porres. En versiones monocolor (rojo, negro, gris y flúor) y combinaciones multicolor que también se pueden personalizar. Cada una de ellas es diferente. Son piezas únicas. Por la propia confección y porque se han materializado con la complicidad de muchas personas que creen que el diseño también puede servir para construir una sociedad mejor. No se trata de caridad sino de ofrecer a las personas más desfavorecidas nuevas oportunidades de sentirse válidas y creativamente vivas.

contents_1833_originalcontents_1834_originalcontents_1835_original

 

Shoelaces es un proyecto de Curro Claret nacido de su colaboración con la empresa Camper y las fundaciones Arrels de Barcelona y San Martín de Porres en Madrid. El resultado de una cadena de acciones desarrolladas sobre la idea de implicar a un grupo de personas en riesgo de exclusión social –que en el pasado han vivido en la calle– dentro un proceso de diseño, como una oportunidad para ayudarles en su recuperación. Comenzó en 2010 cuando Curro participó en la convocatoria de Diseño contra la pobreza promovida por los Ministerios españoles de Cultura y Sanidad. Diseñó un sencillo elemento metálico pensado para unir partes y construir muebles con materiales recuperados. Le dieron un premio que empleó para desarrollar una serie de taburetes, mesas y lámparas que ilustraban sus posibilidades. Después ofreció su idea a cualquier organización que lo solicitase siempre y cuando los muebles fueran realizados por colectivos más o menos marginados.

contents_1836_originalcontents_1873_original contents_1856_full_witdh

En 2012 Camper cogió el testigo y le propuso a Curro diseñar y construir una de sus tiendas de Barcelona a partir de esa idea y la colaboración de un grupo de personas de Arrels Fundació. No se trataba solamente de utilizarlas como mano de obra sino de implicarlas en el proceso de manera activa, ofreciéndoles la posibilidad de participar y decidir sobre ciertos aspectos del diseño. Así nacieron las cortinas confeccionadas con cordones de zapatos. El modelo de colaboración resultó un éxito y dos años después se repitió en Madrid con la Fundación San Martín de Porres. Los cordones sirvieron también para confeccionar pantallas para las lámparas de ambas tiendas, con un resultado tan sugerente que ha llevado a Metalarte a sumarse a la cadena, desarrollando con Curro esta colección, Shoenlaces by Metalarte, produciéndola de manera artesanal en los talleres de las fundaciones, y comercializándola para que pueda llegar a las tiendas de decoración e iluminación más importantes del mundo. Por méritos propios, igual que sucede con las tiendas de Camper, sin esgrimir lo social como una coartada.

 

contents_1843_full_witdh

by David Noguera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *